“Notas de Guillermo Quito Mariani”

septiembre 13, 2007 a las 9:23 pm | Publicado en Opinión, Quito Mariani | 2 comentarios

Revista de Agosto – pagina 3 y 7 – Guillermo Quito Mariani

Aliados o cómplices

En nuestra actual situación, a pesar de no existir(creemos) los tradicionales “fraudes” gracias a un perfeccionamiento de los controles de todo tipo, se puede hablar sin embargo de un “fraude fantasmal y ambulante” que son las encuestas y los medios de información siempre más o menos financiados (no digo comprados) directa o indirectamente por los candidatos y su entorno. Fraude, porque da la posibilidad sólo a los que disponen de mucho dinero, de manejar la maquinaria de la publicidad. Ese clima de anuncios, acusaciones y promesas, resulta tan espeso que es casi imposible liberarse para pensar por sí mismo. Habría que enceguecer frente a la gigantografía con rostros sonrientes y seductores con leyendas cuidadosamente estudiadas por los expertos en opinión pública y en imagen. Habría que ensordecer frente a la machacona insistencia de los medios orales que te persiguen a todas partes y no desperdician la oportunidad de colarse en tu subconsciente para dejarte el resabio de una propuesta que nunca habría aceptado tu conciencia. Habría que hacer un retiro espiritual de cinco días al menos, con veda política para razonar con sentido crítico y para decidir por encima de intereses egoístas, para bien de la nación. Pero estos “habría” suenan a imposibles. Y vamos al cuarto oscuro totalmente oscurecidos o al menos en penumbras por dentro. Y allí hipotecamos el futuro, integrándonos o la mayoría de los que resultarán vencedores o a la minoría de los que quedarán en el camino con el consuelo de ser oposición, hasta la próxima. Después, andando el tiempo, los resultados de la acción y decisiones de los gobernantes o partidos elegidos, nos dirán si estuvimos acertados o equivocados. Si con el voto nos convertimos en aliados para el crecimiento del país o en cómplices de su desmoronamiento. Es la responsabilidad de ese hecho, que debiera ser fiesta de la democracia, pero que para muchos el domingo resultó un suplicio por la falta de organización y la imprevisión que se tradujeron en colas interminables al sol, en gente que no pudo votar, y luego en la inaceptable lentitud e improlijidad en la información d el escrutinio. Esto al menos habrá que corregir para el futuro. Sólo la transparencia puede desarmar el fraude.
La opinión personal siempre será respetada, si no de hecho, al menos de derecho. Nadie podrá castigarme por mi voto cómplice. Ni me premiarán por mi acierto al votar lo mejor. Pero, en el fondo, esta opción, periódicamente repetida como expresión democrática, nos responsabiliza poniéndonos de lado de los amigos o de los traidores.
Los términos parecen exagerados pero, si voluntariamente votamos por lo peor, somos colaboradores necesarios en la corrupción de los elegidos. Y por lo tanto, reos de un castigo serio. Pero…¿para qué insistir en esto, si la libertad de opinar es un derecho que nos ampara?

Creo, sin embargo, que es necesario plantearse esta visión para recuperar la valoración d el voto que es fundamento de nuestras democracias. En las naciones donde no es obligatorio, un gran porcentaje se desentiende por pereza, por decepción, o también por temor a quedar entre los cómplices. Por eso es necesario purificarse antes de tomar la decisión de por quien o por quienes. Purificarse, para ser lo más objetivo posible por encima de la tradiciones partidarias que obligan como la camiseta d el hincha, o la sed de venganza con los que gobernaron antes, o los inconvenientes que cada uno ha debido soportar en sus interese personales, o las alienaciones y temores creados por distintas confesiones religiosas que nunca están ausentes en los alrededores del poder, o las simpatías personales que se espera que rindan beneficios individuales. Purificarse para que al menos, si el futuro nos hace cómplices de lo que nunca hubiéramos querido, lo tengamos presente para la próxima oportunidad, y así podamos sostener la mirada de nuestros hijos cuando nos digan, como expresión del juicio callado de la historia: “Uds. son los que nos han dejado así este país!”

———————————————————————————————
El zorro pierde el pelo pero no las mañas

Acosados, escrachados, citados a juicio, sentenciados por la justicia, los violadores de los derechos humanos y sus cómplices no cesan en su comunicación para dar órdenes a los esbirros de quienes se sirvieron y a los que alimentaron cuando eran dueños del poder.
Hay quienes piensan que esos ancianos inactivos y repudiados merecen compasión y un poco de libertad para desplazarse y comunicarse. Por eso, la trampa de la prisión domiciliaria o en cuarteles del ejército y la permisividad de los custodios. No hay que engañarse. Han demostrado suficientemente ser zorros. Y esos animales no pierden las mañas y menos aun si son uniformados. El caso de Julio López con la perfección d el método de ocultamiento y la sospechada complicidad de organismos oficiales, es una lección tremenda que no puede desecharse. Tampoco las agresiones a la representante de “abuelas” Sonia Torres y las diversas llamadas t elefónicas para amedrentar a los Jueces ya suficientemente ineficaces para resolver problemas de larga data con testimonios robados y testigos desaparecidos.
Nuevamente, por debajo de la puerta y anónimo, un comunicado intimida con amenazas a Fernando Albareda querellante en la causa para investigar el asesinato de su padre Fermín Albareda en 1979. En el crimen están implicados con Luciano Benjamín Menéndez, otros nombres no tan conocidos, todos actualmente en prisión preventiva. Fernando milita en HIJOS.
Desde luego que quien, además de los deseos de justicia que deben animar a todo ciudadano bien nacido, y el mantenimiento de la memoria indispensable para liberar el futuro de la patria de esos atentados inconcebibles, está movido por el dolor de un hijo cuyo padre fue arrebatado de su lado sin explicaciones racionales, posee una fuerza que le seguirá animando a superar dificultades y amenazas. Pero ¡no hay derecho! “Hoy por ti mañana por mí”, tenemos que pensar.
Aquí hay alguna conducta oficial que no se acomoda a la actitud de defensa de los derechos humanos que ha adoptado públicamente y con algunos resultados el Gobierno nacional.
No hay que torturar a los delincuentes, ni aún a los genocidas. Pero hay que cortarles las alas y la prepotencia. Hay que cerrarles la comunicación con el exterior. Como se la cierran a los presos comunes que no pueden recibir ni siquiera un papelito de mensaje injertado en la pata de pollo que le traen como manjar el día de visita. Celulares a disposición y guardianes tolerantes de visitas de parientes y amigos sin ninguna revisión fuera del palpado de armas, permiten que desde dentro, así como se fraguan secuestros virtuales, se maneje a cómplices de la dictadura y mano de obra desocupada para realizar estos trámites de amenazas y aún de secuestros y crímenes por encargo.
No podemos pasar por alto estas circunstancias. No podemos callarnos pensando que con algunas actitudes oficiales todo está listo. Las dictaduras dejan una resaca humana con mucha podredumbre. Y valientemente tenemos que tratar de que la basura y la maleza desaparezcan para que pueda empezar a crecer el trigo.

2 comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. Aguante Quito todavía!
    Muchos tienen que aprender de su honestidad y corage para decir las cosas tal cual son, gusten o no a ciertas personas.
    Yo como fiel seguidor suyo invito a Monseñor Ñañez a leer su libro “sin tapujos” y a vivir de una vez por todas una vida sin tapujos.

  2. Hola! Quiero comunicarme con la revista para consultar sobre la publicación de publicidad. Dejo mi mail para que me escriban por favor! Gracias


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: